El trabajo de puntas es el más célebre y tradicional distintivo de las bailarinas clásicas. Las puntas son el secreto de su gracia y encanto.

Detrás del trabajo de puntas existe un gran esfuerzo físico y técnico por parte de la bailarina, realizando un gran trabajo abdominal y de piernas.

Objetivos

A través de las puntas, se busca conseguir la sensación de movimientos en constante crecimiento.

Es una clase dirigida a todos los niveles.