Hatha yoga

Danza

Profesores: Arnaud Hos | María Elena Henríquez |

La práctica de yoga es amplia, porque no sólo atiende al cuerpo sino que además forja el carácter y la mente del que lo elige como camino. En esta vía, el yoga está sembrado de posturas (asanas) que proporcionan flexibilidad, vigor y energía al organismo. Pero aún hay más. Sus técnicas físico-mentales, en las que se incluye el ejercicio físico, la meditación, la respiración atenta, proporcionan una atmósfera favorable a la plena consciencia.

La plena consciencia es el vehículo para el autoconocimiento. Al ejecutar asanas, escuchamos nuestro cuerpo, aprendemos a respetarlo y a dejar que se exprese. Descubrimos el potencial y los límites que tiene, desarrollamos el primero y honramos los segundos para comenzar a disolverlos.

Mente en calma, cuerpo flexible y vigoroso. Dos logros que proporciona el yoga que, no obstante, no son los objetivos. Porque el yoga es un estilo de vida en plenitud.

La clase es el espacio que proporciona las herramientas para el Yoga. Cualquier persona puede sumarse al grupo, sin ser flexible, ni deportista. Solo es necesario la voluntad de querer conocerse, evolucionar ser más libre.

Objetivos

El Yoga promueve la vida en armonía desde la experiencia integral de uno mismo. Reúne los métodos y la tradición del Yoga original: Asana, respiración pranayama, meditación, mudras para aplicarlos en la vida.

Su práctica aporta armonia, equilibrio y control sobre el cuerpo y la mente. Adaptado a cada persona, en un proceso progresivo que respeta la realidad psico-física del alumno.